Cómo serán las bodas hasta encontrar la vacuna contra el coronavirus

Llevamos ya más de un mes confinados, encerrados en casa y sin poder celebrar nada como se merece por el coronavirus. Las bodas, ya ni te cuento. Y después de estar dándole muchas vueltas con compañeros del sector, con parejas de novios y haciendo un poco de pensamiento crítico, quiero dar mi opinión sobre cómo veo que va a ser el futuro de las bodas tras el coronavirus, sobre todo en los próximos meses.

A los novios que tienen pensado casarse en 2020 hasta después del verano, os diré que pospongáis la fecha. No habrá muchos eventos autorizados en los próximos meses. El ocio, eventos, restauración, será de lo último que abra y será con restricciones a tener en cuenta (y que todavía no conocemos). Tampoco sabemos cuándo será, así que para vuestra tranquilidad y salud mental, posponed la boda.

Si tu boda está prevista para la segunda parte de la temporada, entre septiembre y diciembre de 2020: posiblemente podáis casaros, pero no será como lo habíais pensado. Empezaremos a celebrar en pequeño, bodas íntimas, también con muchas restricciones. El Gobierno es firme en esto: mientras no haya vacuna, tratamiento eficaz y/o inmunidad de grupo, tendremos que convivir con esta pandemia tomando medidas sanitarias. No habrá mucha gente, habrá mascarillas, habrá medidas de temperatura, habrá mesas medio llenas y la fiesta será mucho más light, con menos gente. Estarán los imprescindibles, estarán los más cercanos, se harán videollamadas para que el resto os vean dar el “sí, quiero”, pero no habrá una celebración como tenemos todos en nuestra cabeza ahora mismo. El aforo de vuestro sitio de celebración será reducido a la mitad o menos, así que pensad en vuestra boda como en una pequeña fiesta. La grande ya llegará. O no. No tiene por qué ser ni mejor ni peor; será diferente e igual de especial si vosotros tenéis el ánimo y las ganas. Lo importante es lo que os apetezca y os haga feliz a vosotros.

No sabemos cómo de estrictas serán las medidas en el último trimestre del año respecto a las celebraciones de las bodas. De corazón espero que no se obligue a reducir invitados o a tomar precauciones extra tan radicales, pero ahora mismo no tenemos la certeza de nada y sí la información de que la distancia social, por el momento, ha venido para quedarse una temporada. Si podéis vivir con la incertidumbre de cómo será vuestra boda, si podéis aguantar a ver cómo va la desescalada, mantened vuestra fecha.

Pero si el cambio de formato de vuestra boda no es algo que aceptéis, os genera incertidumbre o intranquilidad, mi recomendación es que directamente mováis la fecha de vuestra boda a 2021. No aseguro que estas medidas sean mucho mejores, nadie sabe si habrá un repunte del virus el próximo invierno, pero así estáis ganando tiempo. Y tranquilidad.

Nada va a ser igual. Sé que se tardará mucho tiempo hasta que las celebraciones sean como las conocemos actualmente., pero cuando vuelvan serán maravillosas, nos tocaremos, abrazaremos, besaremos más que nunca. Y entonces sí que triunfará el amor por encima de todo. Al final, de eso se trata, ¿no?

Mucho ánimo a todos los novios que están sufriendo por la celebración de su boda en este año. Estamos con vosotros.

2 Comentarios

  1. Event planners Madrid

    Hasta que llegue la vacuna seguro pasaran de 6 meses a 1 año y no creo que muchas empresas puedan resistir mucho mas tiempo sin trabajar , seguro saldra la inventiva para poder seguir haciendo nuestra vida mas o menos normal , tomando los recaudos necesarios .

    Responder
    • Violeta

      La creatividad será la que marque los éxitos de las empresas que mejor se adapten a la nueva situación.
      Gracias por comentar.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE...

OTRAS COSAS DE LAS QUE NOS GUSTA HABLAR