Seguro que has pensado muchas veces: “yo no necesito Marketing para mi empresa del sector wedding“, que con el boca-oreja me vale.

Y puede ser que durante un tiempo fuera cierto, porque tal y como estaba el sector hace unos años con hacer bien el trabajo y que se mantuviera una buena relación con los demás proveedores era suficiente. Incluso puede que sin hacer apenas trabajo de Marketing tuvieras clientes, bodas todo el año e incluso más de lo que podías abarcar. Pero los tiempos han cambiado: ahora la competencia es feroz, hay muchísimas empresas nuevas, jóvenes y que controlan mucho más el Marketing Digital que tú, saben moverse y lo que es peor (o mejor para ellos), tienen poca vergüenza y más ganas.

Esto no quiere decir que todas tus novias estén en Instagram y que tienes que ponerte a postear Stories como si no hubiera un mañana o fueras una empresa liderada por una veinteañera, porque lo que funciona para unas empresas no tiene por qué funcionar para la tuya. Quiere decir que tienes que encontrar tu forma de darte a conocer, la que te funciona a ti y que no tiene por qué ser la que hace todo el mundo. Seamos honestas, las redes sociales no son el único sitio donde están las novias, y casualmente aunque haya muchas que sí las usan, no todas acaban decidiendo los proveedores de su boda por lo que ven online. Sin embargo sí debes encontrar tu estrategia comercial, con la que te sientas cómodo, con fuerza y con seguridad para vender CADA DÍA.

Así que párate un segundo porque tienes que pensar cómo es tu empresa, lo que vendes, quién es tu novia y dónde encuentra su inspiración. Hay muchísimas bodas en el horizonte, no dejes pasar la oportunidad de mejorar, porque aunque creas que ya tienes todo hecho y que lo que te ha funcionado años atrás puede seguir funcionando, no tiene por qué ser así. El mercado ha cambiado, tú deberías cambiar con él.

Empieza a pensar que necesitas Wedding Marketing, sí o sí.

Si te animas, ya sabes dónde estamos 😉

Foto: Retrato de un Instante para Boda Wednesday