• Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos
  • Clásica y elegante, una boda entre viñedos

Una de las ideas que Bea y Jorge tenían claro era que su boda tenía que marcar un antes y un después entre sus invitados. Y fue por esto que apostamos por crear un ambiente y darles unas atenciones a todos ellos que no olvidaran jamás. Sombreros, biombos, cámaras tipo polaroid, grupo en directo… ¡No faltó detalle! Fue una boda clásica pero llena de elegancia y con un toque rosa que era el que la novia siempre había soñado.

Para organizar el tipo de boda que queríamos, tan cuidada, y teniendo en cuenta la distancia geográfica, decidimos contactar con Wednesday Wedding Planners, viendo que eran de las mejores del panorama nacional. Esta decisión fue un gran acierto, ya que hicieron realidad nuestro sueño. Wednesday nos aportó un montón de ideas que fuimosescogiendo y que estaban pensadas sobre todo para que los invitados también lo pasaran bien, ¡y así fue! ¡Gracias!

Bea y Jorge
Fotografía Instantánea y Tomaprimera