• La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña
  • La boda que fue una romería a la dehesa extremeña

Cuando conocimos a Rosa y Fernando ellos tenían claro que el sitio donde se celebraba, Extremadura, sería clave para marcar el estilo de su boda: querían una boda tipo romería a la dehesa extremeña, como las que hacen habitualmente en el pueblo de la novia, con sus encinas, sus mesas compartidas, su buena comida y su alegría y diversión. Así que parte del encanto de esta preciosa boda fue conseguir un montaje ágil, con movimiento y a su vez que fuera cómodo para todos los invitados, pues iba a ser una romería ¡con tacones, tocados y chaqués! Por supuesto sin perder la elegancia de una boda, que era al fin y al cabo el motivo de la celebración. Nosotras estamos muy orgullosas del trabajo realizado, ¿qué os parece?

Fotografía Boda y Arte